La vuelta al mundo con los viajes de Raúl de Molina

El Gordo y sus viajes culinarios

El Gordo y sus viajes culinarios

El Gordo y sus viajes culinarios

Él vive para comer y comer como rey. Acompaña al Gordo a probar las mejores experien...

Él vive para comer y comer como rey. Acompaña al Gordo a probar las mejores experien...

01:19
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

El Gordo y sus viajes culinarios El Gordo y sus viajes culinarios

El Gordo y sus viajes culinarios

El Gordo y sus viajes culinarios

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Él vive para comer y comer como rey. Acompaña al Gordo a probar las mejores experiencias culinarias.  
11/06/09 | 01:19
TeleFutura

Sin lugar a dudas hay personas que comen para vivir, pero Raúl de Molina vive para comer, para descubrir y experimentar recetas de distintos países, nuevos sabores y tradiciones.

En Nueva Zelanda encontró una cola de langosta, según recuerda, la más grande que haya visto jamás. En Africa los mariscos que venden en plena calle son tan buenos que se quedaron guardados en la memoria del Gordo para siempre. Pero la comida además de ser sabrosa, le permitió al Gordo conocer a los monjes de Laos, y allí ellos le compartieron comida, y como agradecimiento Raúl repartió arroz en las calles, así que con la comida hay muchas experiencias posibles.

En Nueva Orleans comió los famosos sándwiches 'PoBoy' que vienen de la expresión poor boy y generalemente se hacen de carne de cerdo con gravy envuelta en un pan suave y delicioso. En Australia probó una de las mejores comidas mediterráneas de su vida y en Japón vio los atunes más grandes que alguien se pueda imaginar.

Encuentra aquí recetas con mariscos.

Y aunque mucho de lo que ha vivido el Gordo es increíble, sin lugar a dudas, su sueño hecho realidad fue cuando visitó el Bulli en la Costa Brava. Este era el restaurante (era, sí, porque cerró en 2011), era del chef Ferrán Adriá, quien fue durante años el mejor cocinero del mundo y el Bulli el mejor restaurante.

Conoce a los mejores cocineros del mundo.

En sus viajes exóticos Raúl ha probado huevos fritos en nitrógeno, falsa aceitunas y hasta domplines con rellenos misteriosos, pero como bien sabe Raúl, para gozar de la comida también hay manjares como la barbacoa  que es tan famosa como sabrosa.

No te quedes con antojo y prepara alguna de estas recetas de barbacoa fáciles