Cuida lo que comes incluso en un restaurante

Come saludable en un restaurante

Come saludable en un restaurante

- Thinkstock LLC/Picture Quest

"Incluso en los restaurantes hay que cuidar lo que comemos"
El mundo moderno en el que vivimos nos ha hecho tener tiempos limitados para actividades básicas de  nuestra vida como el alimentarnos. Ahora es casi un “privilegio” tener tiempo necesario para cocinar en casa e ir a comer. Debido a esto es que los restaurantes han logrado un gran éxito por ofrecer lugares cercanos en lo que podemos tener un plato de alimentos en un tiempo corto de espera y así, regresar a nuestra vida laboral.
Lo único malo es que se nos olvida que incluso en éstos debemos cuidar nuestra alimentación para no sufrir los estragos de malos hábitos alimenticios en el futuro. A continuación conocerás unos consejos que puedes tomar en cuenta para que tu próxima visita a un restaurante sea, además de placentera, una experiencia culinaria saludable.  

“AL CLIENTE LO QUE PIDA”
Esta frase es muy común en los negocios pero muy pocos la hacen válida. No tengas miedo de preguntar al chef si es que puede prepararte algo especial (con ingredientes saludables y combinaciones que desees). Siendo un profesional no tendrá problema en hacer tu petición realidad.

ADEREZO “LEJANO” AL PLATO
Los aderezos contienen altas cantidades de grasas saturadas. Lo recomendable es que pidas éste a un lado de tu plato o aparte para que tengas control de cuánto comes y así evitar problemas de sobrepeso.

BEBIDAS CONTROLADAS
Los cócteles y bebidas preparadas (como los jugos) llegan a tener azúcares de más, lo que puede afectar tu salud o tu dieta. Por eso es mejor elegir los que contengan menos azúcar en su preparación y con ingredientes 100% naturales.

ASADA VS FRITA
La comida frita es la favorita de todos, pero toma en cuenta que tu corazón sufrirá las consecuencias del exceso. No rechaces la comida asada, el sabor sigue siendo delicioso y no se usará tanto aceite en su preparación. Asegúrate de que tampoco usen mantequilla para asar tu carne.

DELICIOSO Y TRAICIONERO POSTRE
Tal vez seas de la personas que no se pueden parar de la mesa sin probar el famoso postre, pero para que no tengas “remordimientos de comida” compártelo con tus acompañantes. Evitarás calorías extra y no te sentirás mal después de comerlo.

PLATILLOS FRUTALES O VEGETARIANOS
No tienen que ser completamente con estos ingredientes pero si trata de que  tu platillo contenga gran cantidad de ellos. Si haces esto compensarás las calorías o grasas saturadas que pueda contener tu plato principal y le darás a tu cuerpo vitaminas y minerales necesarios. Lo mejor es que con cualquier platillo son exquisitos.

SOPA CLÁSICA, LA MEJOR OPCIÓN
Las sopas hechas a base de caldo de tomate, como las hacen las amas de casa, son mejores que las cremas. A las segundas les agregan ingredientes con mucha grasa y calorías. Mejor pide al chef una sopa como la primera opción y evitarás esas “cremitas” de más.

MIDE LAS PORCIONES
Muchas veces los platos que pides en un restaurante están servidos de manera “monumental”, con lo cual tendrás problemas con tu peso en el futuro. Mejor antes de pedir tu platillo pregunta por la cantidad que te sirven y, si es demasiado, pide que le quiten lo que creas conveniente.

Y así, con estos consejos que ahora conoces podrás comer fuera de tu hogar sin miedo a los problemas que trae una mala alimentación. A disfrutar de la buena comida con medida.