Come más chocolate y trabaja menos

Panqué de Chocolate con Amaranto

Disfrute esta delicia con toda su fam...

Disfrute esta delicia con toda su fam...

Disfrute esta delicia con toda su familia

Disfrute esta delicia con toda su familia

04:19
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Televisa Televisa

Disfrute esta delicia con toda su fam...

Disfrute esta delicia con toda su fam...

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Disfrute esta delicia con toda su familia
11/04/11 | 04:19
Televisa

Comer chocolate negro, ver películas cómicas, evitar trabajos estresantes y pedalear fuerte al andar en bicicleta son opciones que ayudan a mantener el corazón sano, según estudios difundidos en París en el congreso de la Sociedad Europea de Cardiología.

Quizás el camino menos doloroso para una mejor salud cardiovascular es el más natural de todos para muchas personas: comer chocolate.

Investigaciones anteriores ya habían establecido una relación entre los productos a base de cacao y la reducción de la presión arterial o la mejora en el flujo sanguíneo, a menudo atribuido a los antioxidantes, pero la magnitud del impacto seguía siendo poco clara.

Oscar Franco y sus colegas de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, revisaron media docena de estudios que abarcan 100 mil pacientes -con y sin enfermedad cardíaca- comparando a quienes consumieron más y menos chocolate en cada uno.

Así hallaron que el mayor nivel de ingesta de chocolate se asoció con una reducción del 37% de las enfermedades cardiovasculares y una caída del 20% de los accidentes cerebrovasculares, en comparación con quienes consumían menos o nada de chocolate.

No se informó una reducción significativa en la incidencia de ataques al corazón.

Estos resultados, sin embargo, deben tenerse en cuenta con una advertencia importante: las moléculas saludables se encuentran en el cacao amargo, no en el azúcar y la grasa con la que éstas se combinan habitualmente.

"El chocolate disponible en el mercado es muy calórico y comer demasiado puede llevar a un aumento de peso, riesgo de diabetes y enfermedades cardiacas", indicó el estudio.

Así que el truco está en consumir productos con cacao verdadero en altas dosis y no caer en la trampa de los chocolatitos con mucha manteca y poco cacao.