El refresco de cola bajo vigilancia

Refresco de cola bajo vigilancia

Refresco de cola bajo vigilancia

- Thinkstock LLC/Picture Quest

"El refresco de cola cambió pero causó debate"

Las empresas multinacionales Coca-Cola y Pepsi se encuentran bajo una discusión desde hace unos días con la comunidad científica respecto a la nueva fórmula, en la que se utiliza un químico llamado 4-metilimidazol (4-MEI) para el colorante de las bebidas. Lo que ha causado preocupación en el círculo científico y médico es que a la 4-MEI se le relaciona con experimentos en ratones y otros animales que han dado como resultado la aparición de cáncer. Incluso el estado de California, donde se presentaron las primeras bebidas con la nueva receta, se clasifica al químico como cancerígeno.

Aunque los representantes de cada una de las empresas han respondido a estas acusaciones con el argumento de que no existen pruebas con la veracidad necesaria para corroborar que su producto cause cáncer a los consumidores; los acusadores piden que la empresa adicione en las botellas una etiqueta que prevenga a las personas de que, si siguen tomando estos refrescos corren el riesgo de contraer la mortal enfermedad.

Una de las razones que las empresas usan para defender su producto es que la FDA (Food and Drug Administration) ha comprobado que para que la sustancia sea peligrosa para el ser humano, una persona promedio debería beber mínimo mil latas de refresco de cola. Lo cual es imposible. Así que los gigantes del refresco a nivel mundial, poseedores de más del 90% del mercado, no piensan dar marcha atrás con su nueva fórmula.

También se defienden con el hecho de que no solamente en California se vendieron estas nuevas bebidas, sino que la nueva receta se utilizó para el refresco que se venderá en todo Estados Unidos y Europa; y aunque los consumidores saben de la implementación del 4-MEI, no se han recibido quejas de ninguno de los dos. Sólo queda esperar lo que los clientes prefieran, ¿beberla o no? La decisión dependerá de cada persona.