El chef Anthony Demetre, un cocinero entre las nubes y las estrellas

El chef Anthony Demetre llegó desde Inglaterra para visitar la Ciudad de México

El chef Anthony Demetre visitó México

El chef Anthony Demetre visitó México

El chef Anthony Demetre  llegó desde Londres para hablar sobre cervezas, estrell...

El chef Anthony Demetre  llegó desde Londres para hablar sobre cervezas, estrell...

Temp. Season 2012 | 05/31/12 | 02:09  | TV-Y
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Cocina Cocina

El chef Anthony Demetre visitó México

El chef Anthony Demetre visitó México

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
El chef Anthony Demetre  llegó desde Londres para hablar sobre cervezas, estrellas Michelin y chiles.
05/31/12 | 02:09 Disponible hasta 05/31/12

Cuando era niño veía los aviones hacer piruetas en su natal Inglaterra y decidió que quería ser piloto. Desde el tiempo de las comidas familiares sazonadas por su abuela de origen griego, el joven Demetre soñaba con llegar alto, y lo logró, llegó tan alto que se quedó con las estrellas… tres estrellas Michelin.

Del suelo al cielo
Ahora este hombre alto,  flaco (y víctima del jet-lag) aterrizó en México para preparar junto al chef Guillermo Barreto una cena en el evento internacional de gastronomía Morelia en Boca. Entre una cocina y otra se reunió con nosotros y acompañado de una cerveza Bohemia, nos contó cómo fue el despegue, el viaje y las estrellas.

Lo platica con calma y sentido del humor, pero recuerda claramente que ver sus sueños estrellarse no fue cosa fácil. Desde niño sabía que quería unirse a la fuerza aérea de Inglaterra y ser piloto, pero con el paso del tiempo una lesión en la rodilla lo obligó a renunciar a su sueño infantil. En ese punto tuvo que buscar una alternativa que le permitiera seguir adelante y cuando el panorama se veía negro, un amigo le consiguió trabajo en la cocina de un restaurante y ahí fue cuando se topó con su verdadera vocación.

Aterrizaje forzoso: la cocina
Tanto en la flota aérea como en la cocina encontró que la disciplina, la camaradería, la solidaridad y la ética son valores esenciales; un combo inmejorable para un hombre que se autodefine como un team player (sus prácticas de rugby y soccer lo confirman). Entre el apropiado ambiente laboral y que Demetre es insaciablemente perfeccionista y talentoso, logró estar en los mejores restaurantes de Inglaterra, París y Nueva York sin haber estudiado nada referente a la comida.

Equipos, cocinas, retos, amigos y platillos le dieron a Anthony suficiente experiencia y seguridad hasta que se decidió a abrir su propio restaurante: Arbutus, ubicado en SoHo Londres. En ese barrio en el que todo se vale y la gente más extravagante se pasea, el chef decidió darle rienda suelta a su estilo y mostrar su comida. “La esencia de mi comida es enormemente estacional; está basada en sabores sencillos y preparaciones clásicas, eso sí, con un toque excéntrico y moderno”, nos explicó el chef y para darnos un buen ejemplo nos contó de uno de sus platillos más emblemáticos: una hamburguesa de calamares con merluza, sabores a chalote, texturas de paté, toques de almejas…mientras nos va contando se le hace agua la boca y rápidamente vuelve a hablar de sus otros dos restaurantes: Wild Honey, en honor a las abejas de miel que están por la zona y su más reciente creación, Les Deux Salon, una brasserie francesa en la zona de teatros londinenses.

Quería estar en las nubes pero las estrellas estaban en su destino.
Demetre además de platos sutiles y sofisticados también es un aficionado a las nuevas experiencias, que en el caso de los ingleses incluye un buen plato de vísceras. En ese sentido la comida británica le recuerda mucho a la comida mexicana, llena de sabor, de texturas y aromas; una comida reconfortante y por supuesto, su parte favorita de la cocina mexicana son los chiles; “el uso que le dan los mexicanos a los chiles es fascinante, cómo los comen a mordidas, en salsas la maravillosa variedad: los picantes, los dulzones; crudos y cocidos, simplemente …” explica el chef sin poder terminar la frase, y en vez de usar palabras deja que sus manos se muevan y representen una “explosión” con los dedos.

Si a ti también se te antojó una receta con chile, encuéntrala aquí.

Esta fascinación por la comida de distintos países le permite pasar tiempo en los aviones, pero ahora como pasajero que recorre el mundo para conocer las mejores recetas que lo inspiren. Todos estos viajes, recetas y aprendizajes permiten que Anthony Demetre cuente en sus restaurantes con el máximo galardón: las estrellas Michelin. “para mi, las estrellas Michelin son el resultado de una comida consistentemente buena, ingredientes trabajados fantásticamente… creo en la simplicidad de un producto de primera y un buen manejo del mismo”. Concluyó el chef que cambió las nubes por las estrellas.