Publicidad | Vea su anuncio aquí

¿En qué piensan los hispanos cuando compran?

supermercado

Esta alza aceleró la reducción del salario por hora.

- Getty Images

arándanos

FOTOS:  Comida para bajar de peso

Ver fotos
Consejos para ahorrar en la cocina

FOTOS:  Aprende cómo puedes cocinar rico y barato

Ver fotos
Comida saludable

FOTOS:  Recetas para recuperar la figura envidiable

Ver fotos
Chiles

FOTOS:  Lo que te ayuda y lo que te perjudica

Ver fotos
Pay de Calabacitas

FOTOS:  Lo mejor de las calabacitas

Ver fotos

Univision Communications Inc., reveló los resultados de un estudio realizado en colaboración con SmartRevenue, “Hispanic Path to Purchase”, sobre patrones de compra en las categorías de snacks y comidas congeladas. El estudio se centró en el proceso de toma de decisiones de los hispanos, desde que ponen pie en la tienda hasta la propia compra del producto.

Ellers y Liz Sanderson, vicepresidenta de Soluciones de Marcas de Univision Communications Inc., hablaron sobre las principales conclusiones de la encuesta, entre ellas:

Se le da mucho valor a la preparación de comidas tradicionales para la familia, pero la necesidad de comidas convenientes aumenta. En el hogar hispano, cocinar comida tradicional va más allá de servir comida saludable y nutritiva; representa la importancia del tiempo que se pasa en familia y ofrece una manera de mantener viva la cultura hispana.

Los hispanos preparan “comidas híbridas” para salvar las diferencias entre gustos tradicionales y conveniencia. Los hispanos tienen menor tendencia que los no hispanos a depender de comidas congeladas para crear una comida completa (46 por ciento en comparación con 59 por ciento de los no hispanos).  Por ejemplo, los consumidores hispanos compran panqueques y waffles más que cualquier otro tipo de comida congelada. Casi la mitad (47 por ciento) compra estos artículos para usarlos como parte de una comida, en vez de servirlos solos, lo que indica que la versatilidad de las comidas congeladas es un factor clave con respecto a preferencias.

Se contemplan y preparan diferentes opciones de alimentos para la merienda y para snack. El estudio “Path to Purchase” reveló que los hispanos son más propensos que los no hispanos, a incorporar snacks durante todo el día (23 por ciento vs. 15 por ciento de los no hispanos), como también a consumir snacks en el trabajo. Además, debido a la costumbre de la merienda, los hispanos y no hispanos distinguen las comidas que escogen para comer para el snack y la merienda.

Cuando los hispanos salen de compras, es más probable que los influyan factores sociales. El estudio demostró que casi 40 por ciento de los hispanos compran con sus familiares cercanos, mientras que solo 18 por ciento de los no hispanos lo hacen. El estudio también descubrió que los hispanos son más propensos a tomar en cuenta las recomendaciones de amigos o familiares (36 por ciento) en comparación con los no hispanos (22 por ciento) cuando compran comida congelada.

Satisfacer a otros es crucial en la compra de comidas congeladas y snacks. Además del gusto y sabor como factores importantes para los hispanos, saber que otros quedarán satisfechos ocupa el tercer lugar entre factores importantes al tomar decisiones de compra.

El estudio, realizado por SmartRevenue, consistió en entrevistas de 1,018 adultos hispanos y no hispanos. Se usaron en el estudio cinco tiendas en 11 mercados principales de Estados Unidos. La encuesta se realizó tanto en inglés como español.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí