Cuatro vinos mexicanos para saborear la elegancia

4 Vinos mexicanos que conquistaron al mundo

Los mejores vinos mexicanos para comer

Best Mexican wines for food pairing

Descubre la propuesta de Vinícola Fraternidad. Vinos que ponen en alto el nombre de M...

Discover the best mexican wines from Vinícola Fraternidad.

Temp. Season 2012 | Epi. Ep. 121113 | 11/13/12 | 03:38  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Delicioso Delicioso

Los mejores vinos mexicanos para comer

Best Mexican wines for food pairing

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Descubre la propuesta de Vinícola Fraternidad. Vinos que ponen en alto el nombre de México en todo el mundo.
Ep. 121113 | 11/13/12 | 03:38 Disponible hasta 11/13/12

De la bici al vino

Ímpetu, palabra clave para entender la historia de Vinícola Fraternidad y su socio fundador Salomón Cohen. Para empezar, es el nombre del vino rosado que produce esta bodega. Mezcla de Grenache, Syrah y Chardonay,  ÍMPETU  se ofrece energético y brillante a primera vista, al probarlo se sienten fresas, cerezas y un guiño constante y fresco a sandía, que con elegancia y estructura combinan perfecto con mariscos frescos y quesos varios, esta experiencia embotellada fue diseñada así.  “Nada en nuestro proyecto es azaroso, nosotros planeamos y cuidamos cada detalle” aclara un Salomón entusiasmado con sus vinos y listo para redescubrirlos a lado de la magnífica comida del restaurante Pujol, del chef Enrique Olvera.

Desde que salomón y sus amigos -lúcidos, cansados, inspirados- tras un paseo en bicicleta, decidieron involucrarse en el mundo de los vinos, tenían claro el panorama: querían mostrar lo mejor de México a través de un vino blanco, un rosado y dos tintos.  A pesar de los consejos de expertos, de sacar de la familia al rosado, Salomón estaba convencido de que podían crear un vino rosado tan excepcional, que conquistara a expertos y escépticos. Con esta misma decisión (¿acaso ímpetu?) y energía, desarrollaron también,  a manos de José Luis Durand -prestigioso enólogo chileno enamorado del terruño mexicano y sus posibilidades-  Boceto, Trazo y Nuva. Durand aceptó el reto que le ofrecía vinícola fraternidad, crear los vinos mexicanos más elegantes.

La elegancia de la tierra

Desde la elección de las variedades, hasta el más mínimo detalle durante el proceso, como la calidad de las barricas y la temperatura durante la fermentación, todo fue planeado para crear vinos sofisticados, que no estuvieran sobre madurados y que no fueran demasiado alcohólicos; Vinícola Fraternidad sería la casa de vinos que fueran una verdadera experiencia de placer para los gustos más exigentes.

NUVA, una mezcla de Chardonnay, Sauvignon Blanc y Moscato Canelli se deja sentir cremoso y balanceado con acidez media después de expresarse alegre con notas a vainilla, piña y plátano.  Su cuerpo robusto le sienta bien desde a una tabla de quesos hasta pescados ligeros.  

Los soberbios tintos, Trazo y Boceto muestran orgullosos en su etiqueta las líneas que el arquitecto Ricardo Legorreta (ícono de la arquitectura mexicana), proyectó para la construcción de la bodega. Con un extraordinario proyecto arquitectónico ilustrando la botella  y la sensibilidad de Durand, BOCETO  es un vino tinto estructurado y potente, que -muy con el sello de José Luis-, enaltece las expresiones de la tierra; recuera a ciruelas negras, chocolate, canela y comino. Sus taninos aterciopelados lo hacen ideal para acompañar platillos como el taco de cordero lechal con puré de chícharo y aguacate de Pujol.

TRAZO, con la elegancia de sus 12 meses en barrica de roble francés, más 12 meses en botella, establece un nuevo enfoque a la forma de hacer vino en el Valle de Guadalupe, BC. Complejo y elegante exige tiempo para mostrar su capacidad aromática que en boca surge con notas a moras maduras y chocolate amargo. Interesante maridaje  con pastas, pescados salseados y carnes blancas. El cerdo pelón en recado blanco con vegetales encurtidos es una pareja ideal para este vino.

La bodega estará en Baja California, y resaltará las virtudes del Valle de Guadalupe, región en donde actualmente, se producen los mejores vinos de México.