Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Tamal de cazuela
  • Tamales
  • Que sabor
  • Tamales
  • Que sabor
  • En el día de la Candelaria
  • Tamales
  • Tamales
  • Tremenda Rosca de Reyes en La Gran Plaza
  • Encendiendo velas
  • Tamales
  • Un champurrado Abuelita
  • Un delicioso atole con Abuelita
  • Tamalitos
  • Que sabor
  • Tamales DF
  • Tamales
  • Tamales
  • Tamales
  • Tamales salvadoreños
  • Tamales
  • Festival del Tamal
  • Festival del Tamal
  • Tamales
  • Tamales
  • Prepárese para la gran tamaliza
  • Hayacas
  • Tamales
  • Tamales Guatemaltecos
  • Deliciosos tamales para Año Nuevo
  • Tamales de pollo en adobo
  • Tamales
  • Tamales
  • Festival del Tamal
  • Próximo álbum

Febrero: Mes del amor y los ¡tamales!

Uno de los platillos que serán protagonistas al inicio del mes de febrero es el tamal. ¿Quién no se ha parado en algún puesto callejero a comerlo solo o en una torta? Pero debemos empezar con la pregunta básica, ¿qué es un tamal?
Principalmente es una platillo popular hecho a base de maíz, carne de cualquier tipo y envuelto en una hoja de plátano o maíz. De hecho proviene de la palabra "nahuatl" tamallí que significa: envuelto.
El origen de este manjar proviene de las culturas antiguas, como la azteca, que se especializaron en la agricultura, especialmente el cultivo del maíz para su supervivencia.
Para cocinarlo debían tomar los granos crudos o en forma de masa y ponerlos en envolturas naturales para ponerlo al fuego y comerlo. De ahí nace la preparación básica.
Para su cocción existen varias técnicas o formas de hacerlo, todo depende del país o el gusto de la persona. Pueden hacerse a las brasas, puestos sobre un comal, horneados en la estufa o hasta en hoyos de tierra; por último y, el más común, al vapor. Aunque con cada técnica se busca lo mismo: cocer bien la masa.
Los diferentes sabores también son muy importantes para poder deleitar el paladar de todos los que los coman. Y a pesar de que existan cientos de sabores actualmente, los cuatro básicos son y serán los de salsa verde, mole, rajas y dulce, éstos últimos desde fresa, guayaba, piña, etc.
El segundo elemento de gran importancia para preparar un buen tamal es el relleno. Debido a que actualmente puedes rellenarlos con lo que quieras, las posibilidades se vuelven incontables, pero te recomendamos estas opciones para empezar: carne de puerco, carne de gallina, carne de pollo, carne de res, guajolote (pavo), pescado, mariscos, frijoles, atún, acelgas y la lista podría seguir. Por eso el relleno te lo dejamos a tu imaginación y antojo.
El tipo de envoltura es lo que definirá a tu tamal, sobre todo por que ésta es la que le da un sabor extra que el relleno y la masa no pueden. Debemos mencionar que también el tipo de cocción juega un papel importante. Puede ser envuelto en: hojas de maíz remojadas, hojas (verdes) de plátano, hoja (verde) de mazorca, hoja de acelga y con hoja de chaya.
Y todo este festejo al tamal ¿porqué? Bueno, febrero es un mes donde en México se da una celebración bastante importante y antigua. El Día de la Candelaria (2 de febrero) es una fecha donde se tiene que pagar el "precio" por haber comido Rosca de Reyes y encontrado el "muñequito" dentro.
Para algunos pueblos antiguos de México y Latinoamérica el año terminaba en febrero, por eso es que retiran el nacimiento de Navidad y llevan a las iglesias al pequeño niño Dios para que sea bendecido; las velas y las candelas también se bendicen para que expulsen todo el mal de las familias durante el año, de ahí el nombre Día de la Candelaria.
No podemos hablar de los tamales sin su fiel acompañante desde tiempos muy remotos: el atole o "champurrado". Esta bebida espesa tiene su origen desde la cultura azteca.
Debido a que esta cultura era muy rica en la siembra del maíz, casi toda su gastronomía se componía de el. El atole es una mezcla de harina de maíz, chocolate (o el sabor que prefieras), piloncillo (o azúcar) y agua.

Así que si quieres disfrutar al máximo el sabor de un buen tamal, no puedes perderte beber una taza caliente de atole. Te consentimos regalándote la receta para que lo hagas en casa, sólo da click en el nombre para ir a la receta:
CHAMPURRADO

No en todos lados se le conoce a el platillo envuelto de maíz como tamal. Países latinoamericanos les han puesto nombres propios y no sólo eso, también les han añadido ingredientes que los hacen únicos.

En países como Chile, Argentina, Bolivia y Ecuador las puedes pedir como humitas y son muy comunes encontrarlas rellenas de carne pero con albahaca, páprika y orégano.
Receta de: Humitas Chilenas

En Venezuela las hallacas son muy conocidas por lo llenadoras que son, ya que las rellenan con más de cinco ingredientes que con sólo comerte una estarás más que satisfecho.
(Sigue adelante y encontrarás esta receta)

Belice los prepara y los conoce como "los bollos", mientras que en Puerto Rico los podrás pedir como "guanimes". Se hacen a base harina de maíz con azúcar y un toque de leche de coco envueltos en hoja de plátano. Muy antojables ¿cierto?
Republica Dominicana no se queda atrás y también creó su propia versión de los tamales, aunque les llaman "pasteles en hoja" que rompen con la tradición de usar masa de maíz. En lugar de eso emplean la yuca como ingrediente principal para hacer la masa y la rellenan con plátano.
Colombia y Ecuador no se conformaron con hacer un platillo de harina de maíz rellena con carne, ellos los sirven con un poco de cebolla, guisantes e incluso huevo cocido encima de éste para comerlo con más ganas. ¿Te comerías uno?
Honduras comparte la manera de llamar a este platillo como en México: tamales. Pero les cambian su nombre cuando los hacen con papas, arroz y carne de res. Estos se llaman "Catrachos".
Es tal la fascinación e historia por este plato prehispánico que los mexicanos realizan "La Feria del Tamal" cada año. En esta reunión se juntan los sabores y recetas de varios hermanos latinoamericanos.
Los expositores de la Feria hacen gala de sus ingredientes y su manera de preparar los tamales. Podrás encontrar la mayoría de las variedades mencionadas anteriormente y hasta nuevas recetas que te sorprenderán.
Los asistentes a esta reunión sin duda disfrutan como reyes y reinas comiendo todo tipo de tamales. Lo mejor es que pueden compartir tradiciones culinarias, además del exquisito sabor.
La "Feria del Tamal" se realiza a finales de enero y termina el 2 de febrero. Así que sirve como excusa perfecta para escaparte de donde te encuentres y te vayas a disfrutar de esta delicia ¿no crees?
Pero este delicioso platillo no sólo se come en la fecha mencionada, también los mexicanos lo preparan para fechas como el 15 de septiembre (Día de la Independencia de México) y el "Día de Muertos".

Y para terminar este recorrido que sabemos te dejó con un antojo feroz, es momento de que conozcas cómo preparar los tamales en la comodidad de tu hogar y seas un amante más del pequeño, antiguo y sabrosísimo platillo. ¡Buen provecho!
(Da click en el nombre para ir a la receta)

HALLACAS VENEZOLANAS (HAYACAS)
Las hallacas son una bomba de sabor literalmente, ya que se rellenan con: carne de ternera, carne de cerdo, pollo en julianas, cebollín, alcaparras, curry, granos de elote y se adereza con comino, vino dulce y azúcar. Si te animas a probarlas prepárate para desabrocharte el pantalón al terminar la primera hallaca.

TICUCOS SALVADOREÑOS
Se les llama ticucos a los tamales originarios del Salvador por la característica de que se envuelven en una hoja de huerta y, una vez cerrado el tamal, se le da una forma circular. Regularmente son hechos de frijoles con queso y sazonados con cebolla y cilantro. ¿Se te antojaron?

TAMALES GUATEMALTECOS
La preparación es muy similar a los tamales de hoja de plátano verde o también conocidos como tamales "oaxaqueños". Lo que los separa del resto es que los acompañarás con un poco de ajonjolí y chiles chipotles al gusto.

TAMAL DE PLÁTANO
Estos tamales no están rellenos precisamente de la fruta, lleva este nombre por el hecho de que son envueltos por una cáscara de plátano verde, la cual le da un sabor inigualable a tu platillo. Son un poco más laboriosos que los tamales regulares, pero vale la pena el esfuerzo para tener un resultado como este.

TAMALES DE POLLO EN ADOBO
Imagínate un delicioso tamal relleno de suave pollo pero con un sabor muy peculiar. Aprenderás a hacer un adobo muy sabroso con tomate y chile chipotle para que tus tamales se distingan de entre todos los demás.

TAMAL DE ELOTE
Otra receta original para hacer tamales ha llegado. Lo mejor estará en el relleno, ya que al primer bocado disfrutarás del riquísimo sabor del queso y el chicharrón (puedes hacerlo en salsa verde o roja, prensado o simplemente triturado).

TAMALES MEXICANOS
Cada persona puede añadirle su propio estilo a las recetas que más les gustan, por eso es que te presentamos esta variación a la receta de los tamales de rajas. Las rajas pueden llegar a picar un poco pero no te decepcionará para nada el sabor que logran con el queso, el pimiento y los granos de elote.

TAMALES DE POLLO
En esta receta aprenderás unos secretos para que los tamales se cocinen de una manera más rápida y para que su elaboración no te sea tan complicada. Lo que puedes hacer es que en vez de usar hojas de plátano utilices papel aluminio. Así los harás velozmente para una ocasión de "antojos".

TAMALES DE GALLINA
Los tamales clásicos en casi toda latinoamérica son los hechos a base de pollo, pero cuando utilices la carne de la gallina, sabrás porqué son un manjar. Pero no sólo los rellenarás con la carne, también le agregrarás zanahorias, cebolla y unos picantes chiles. 

La feria del Tamal ha llegado y no puedes dejar pasar la oportunidad de conocer qué es todo lo que puedes encontrar en ella. 

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Videos

Próximos álbumes

Recetas para enamorar y algo más...

Glosario de los nombres de algunos alimentos en América Latina

Ideas para preparar almuerzos saludables rápido y fácil

Pasteles de cumpleaños exquisitamente salvajes y de tamaño real

Disfruta más imágenes
a tu izquierda