Publicidad

Enlaces Relacionados

  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Receta de mole y su historia
  • Próximo álbum

El verdadero mole para el 5 de Mayo

La chef Liz Galicia del Restaurante El Mural de los Poblanos nos comparte una receta para hacer mole y celebrar el 5 de Mayo.
Se dice del mole que hay tantas recetas como cocineras porque al momento de cocinar cada quien le pone su toque personal.
En esta receta se mezclan los ingredientes prehispánicos de la receta de chimolli con los ingredientes que llevaron los españoles a México.
Pero si hay un ingrediente base que todos los moles llevan son los chiles secos.
Primero se ponen a tostar y después se desvenan los chiles mulato, morita y pasilla.
También lleva plátano tostado y unas tortillas que se dejan en el comal hasta que se ponen negras, esto le da brillo al mole.
Una de las caracteristicas del mole es que tiene un sabor dulzón y eso se lo da una buena tableta de chocolate.
Como nos explicó el Arqueólogo Eduardo Merlo, el ajonjolí es un infaltable en el mole; este ingrediente corresponde a la parte andaluza de España.
Almendras para darle sabor y consistencia.
El mole también lleva pasitas, pero ni se ven porque están molidas en el metate con los demás ingredientes.
Ingredientes como los frijoles ayudan a dar consistencia a esta rica salsa.
Para tener un buen mole también se deben asar unas cebollas, ajo y tomates en el comal de barro.
Y por más raro que suene, se llena de sabor y aroma con un poco de canela.
Originalmente se utilizaba algún tipo de harina, pero la chef Galicia muy ingeniosamente agrega galletas en vez de harina normal.
Una vez que se tienen listos los ingredientes tostados, se pasan a freír en manteca.
Es súper importante que la manteca esté hirviendo...
...y sabrás que está en su punto cuando le pongas algún ingrediente y se formen muchas burbujas.
Mientras algunos ingredientes se fríen en manteca, hay que ser paciente y esperar a que la tortilla y las cebollas se sigan asando.
Una vez que tienes todo sólo es cuestiónde molerlo; esto va a formar una pasta que se debe cocer con consomé de pollo y sazonar.
Aunque el mole poblano es el más tradicional, también hay una deliciosa variedad de moles por probar.
En el restaurante El Mural de los Poblanos hay una degustación de cinco tipos distintos de mole.
Hay un mole rojillo a base de cacahuate, un adobo, un mole llamado manchamanteles que debes evitar a toda costa que te caiga en la ropa, sino...olvídate para siempre jamás de tu camisa.
Existe pipian rojo y verde. Este es a base de cacahuates, pero el verde está hecho de pepitas, que son las semillas de la calabaza.
El restaurante El Mural de los Poblanos no solo cuenta con una cocina magnífica, sino que la casona que alberga estos mágicos sabores está llena elegancia e historia.

Publicidad

Próximos álbumes

Historia de la Batalla del 5 de Mayo

Las nuevas fosas de Iguala, custodiadas por los agentes

Ganadores de Becas Univision en Despierta América

Protesta en Ferguson culmina con decenas arrestos

Disfruta más imágenes
a tu izquierda