Cocina fácil y barato con Ingrid Hoffmann

Consejos para cocinar rico y barato

Consejos para cocinar rico y barato

Consejos para cocinar rico y barato

Ingrid Hoffmann compartió consejos para ahorrar a la hora de cocinar y no desperdiciar...

Ingrid Hoffmann compartió consejos para ahorrar a la hora de cocinar y no desperdiciar...

Temp. Season 2012 | Epi. Ep. 120421 | 04/24/12 | 04:40  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Despierta America Despierta America

Consejos para cocinar rico y barato

Consejos para cocinar rico y barato

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Ingrid Hoffmann compartió consejos para ahorrar a la hora de cocinar y no desperdiciar comida.
Ep. 120421 | 04/24/12 | 04:40 Disponible hasta 04/24/12
Univision

Los Foros de Delicioso tienen temas donde se comparten éstos y más consejos para convertirte en un chef profesional, pero si tienes más "tips" no dudes en compartirlos con todos nuestro seguidores.

"Ingredientes que te ayudan a ahorrar en la cocina"

Muchas veces creemos que el cocinar requiere de la utilización de ingredientes extravagantes, "gourmet" y caros, ya que sin ellos nuestra familia no comerá platillos saludables que los ayuden en sus actividades del día. Pero estás muy equivocada (o) si piensas de esta forma. Existen ingredientes que abundan en el mercado que pueden aportar grandes beneficios a nuestro cuerpo. El problema es que muchas veces no sabemos cómo cocinarlos para que no se vuelvan aburridos y no sentir que comemos siempre lo mismo.

De entre estos ingredientes hablaremos de tres: el arroz, la papa y los frijoles. El arroz es una comida popular que nunca falta en las mesas de cualquier país (aunque sea en otras presentaciones). Pero no sólo lo tienes que preparar cocido o al vapor, puedes agregarle ingredientes nuevos y prepararlo de otra forma para que tu menú cambie. Lo mejor es que su precio va desde los $0.86 centavos de dólar por libra (EU) o los $10 y $15 pesos por kilo (México). Con esto puedes alimentar a una familia de cuatro integrantes sin problemas y su fibra, proteínas y calorías ayudan al cuerpo a mantenerse sano.

Ahora toca el turno a las papas o patatas. En Estados Unidos puedes comprar la libra de este ingrediente por $0.76 centavos de dólar y en México su precio ronda entre los $15 y $20 pesos, esto dependerá de dónde se compre y la temporada. Con ella puedes preparar una comida muy completa tan sólo con ponerle un poco de mantequilla, queso y hornearlas. Pero no olvides revisar estos “tips” para que no se eche a perder antes de tiempo.

Y para terminar tenemos a los maravillosos pero menospreciados frijoles. Este grano es tan rico en sabor como en proteínas, calorías y fibra que con un solo plato de ellos aguantarías más de la mitad del día sin probar otra cosa. Decimos menospreciados por que mucha gente ve con malos ojos a este ingrediente comentando que no les gusta comerlo por su sabor. Bueno lo que importa es que puedes conseguirlo en $0.59 centavos de dólar en algunas tiendas de Estados Unidos y en México su precio varía dependiendo de la marca y el tipo, puedes encontrarlo desde $10 peso el kilo hasta $20 pesos. Los preparas tan sólo colocándolos en una olla Express con cebolla y sal. Cuando están cocidos entonces los sirves en un plato, les agregas crema, cebolla, chile (opcional) y queso y no creerás lo bien que saben.

Así que ya sabes, si quieres mantener tu bolsillo a salvo de alimentos caros que muchas veces no te ayudan mucho, lo mejor es prestar atención a estos tres que incluso son parte de la canasta básica de muchos países. Saludables, económicos y fáciles de encontrar, ¿qué más puedes pedir?