Enlaces Relacionados

  • El Día del Taco
  • El Día del Taco
  • El Día del Taco
  • El Día del Taco
  • El Día del Taco
  • El Día del Taco
  • El Día del Taco
  • El Día del Taco
  • El Día del Taco
  • El Día del Taco
  • El Día del Taco
  • El Día del Taco
  • El Día del Taco
  • El Día del Taco
  • El Día del Taco
  • El Día del Taco
  • Próximo álbum

After-party del día del taco

Los tacos son más que una tradición en la cocina mexicana, ahora en su día te presentamos los mejores tacos de México.

De Arrachera

El corte de carne más suave que existe es definitivamente la arrachera; esta jugosa carne se puede preparar a la parrilla marinada con un poco de especias y limón. Acompáñala con una salsa de jitomate, cebolla y chile verde.

De Carnitas

Originarios de Michoacán, México, los tacos de carnitas son sin duda los más aclamados. La carne de cerdo sin hueso se coce en su propia grasa por más de cuatro horas con una mezcla de especies,  tequesquite, azúcar y naranja que le da ese inigualable sabor.
Se sirven con cilantro y cebolla picados, y salsa verde o roja.

De Nana y Buche

Los tacos de nana son hechos con carne del útero del cerdo, el sabor es fuerte y se deja cocer al vapor.

Los tacos de buche no es más que el estómago del cerdo picado. Cebolla y cilantro picados encima de los dos y una salsa que pique son imprescindibles para disfrutar de este plato.

De Cecina

La cecina de res es una carne curada o tratada para su conservación en granos de sal. El método es muy antiguo y se puede marinar también con pimienta y hojas de laurel. No debe de faltar ni crema espesa, ni salsa verde,  y por supuesto unas gotas de limón.

Al pastor

El pastor es carne de cerdo en láminas marinada con adobo de chiles secos y naranja que le da su característico color rojizo. Estas láminas se colocan en un 'trompo' que al girar se cocina.

Los tacos al pastor se sirven con un pedazo de piña, y con cebolla y cilantro.|

La gringa

Se prepara con la misma carne al pastor, servida en tortilla de harina con queso, también lleva trozos de piña, cebolla y cilantro. La diferencia entre los tacos y la gringa es, además de la tortilla, el queso con la que se cubre.


De Nopalitos

Los tacos de nopal son una variedad para la gente que prefiere las verduras; son muy fáciles de preparar y además su sabor es único. Sírvelos con una salsa picosita o si gustas con carne picada.

De Pollo

El pollo es otra gran opción para preparar tacos, puede servirse marinado en adobo, con pimiento y limón a la parrilla, cocido para hacerlo más suave, y muchas formas más.

Se puede preparar para quesadillas, con mole o en tinga. En fin, se pueden hacer infinidad de platillos para degustar con unas riquísimas tortillas recién salidas del comal.

Costra de Queso

La cotra es una variante del taco, en donde la tortilla se sustituye por una tira de queso asado a la parrilla y crujiente, donde se pone el guisado y se acompaña de guacamole. Se puede rellenar de cualquier carne o también de verduras.

El Alambre

Es una mezcla de tocino, carne de res, cebolla y pimiento verde; se le puede añadir queso al gusto. Se acompaña de salsa verde o roja que suaviza el sabor de la cebolla. Se cocina todo junto en la parilla y se pica en pedazos pequeños para comer con tortillas.

De Bistec

El famoso bistec es el 'rey de tacos a la parrilla' por ser el más pedido y saboreado.

El bistec es una carne suave que se prepara asada al carbón o a la parrilla, picada en pedazos pequeñitos y acompañada con cebollitas de cambray (cebolla chica, con todo y tallo) también asada.

De Chuleta

La chuleta es un corte del cerdo muy suave, es la carne cercana a las costillas. Adquiere un sabor diferente al momento de cocinarse, por lo que no es necesario agregarle especias. Se acompaña con cebollitas cambray a la parrilla.

Queso fundido

Muchos confundirían el queso fundido con una típica quesadilla, pero la verdad tienen poco en común. Al queso fundido se le puede añadir hierbas o carne y se gratina sobre una cazuelita de barro, lo que lo hace espectacular.

Choriqueso

No es más que queso fundido con un poco de chorizo picado, que le da más que sabor. Se sirve en cazuelas de barro que se dejan fundir sobre la parrilla y se acompañan de tortillas de harina y sus respectivas salsas. ¡Cuidado! el choriqueso puede crear adicción.

Volcán de Queso

El volcán es una tortilla crujiente que se deja dorar en un comal con queso gratinado. Se puede acompañar con la carne de tu preferencia y salsa, pero el secreto está en dorar la tortilla con la salsa antes de colocar el queso o la carne, así el sabor es simplemente exquisito.

El acompañante favorito

Que sería de los tacos sin las famosas salsas; la salsa es el alma del taco, sin salsa, no hay taco. Las más consumidas son:

Salsa verde: consiste en licuar o moler chile verde, serrano u otros, con un trozo de cebolla, tomates verdes, cilantro y agua. Salsa roja: lleva jitomates, chile, un poco cilantro, un trozo de cebolla y agua. Pico de gallo o salsa mexicana: es una mezcla de trozos de jitomate con cebolla, chile picado y un poco de limón, se deja reposar antes de servir, así se incorporarán todos los sabores. Las cebollitas se dejan desflemar para quitarle el sabor fuerte con agua caliente y sal por 15 minutos.
Próximos álbumes

¡A la cocina con tus niños!

El espectacular caballo esqueleto

Maquíllate de 'Catrina' en un dos por tres

Portabebés: mantente cerca de tu pequeño

Disfruta más imágenes
a tu izquierda