Enlaces Relacionados

  • Cocinando
  • Mentiras sobre cómo cocinar
  • Mentiras sobre cómo cocinar
  • Mentiras sobre cómo cocinar
  • Mentiras sobre cómo cocinar
  • Mentiras sobre cómo cocinar
  • Mentiras sobre cómo cocinar
  • Mentiras sobre cómo cocinar
  • Mentiras sobre cómo cocinar
  • Mentiras sobre cómo cocinar
  • Mentiras sobre cómo cocinar
  • Próximo álbum

Mentiras sobre cómo cocinar

Cuando una(o) empieza en el arte de la cocina se puede encontrar con muchísimos mitos y mentiras sobre cómo hacerlo. Desde los clásicos como: “ no hagas la salsa enojada o picará mucho”; hasta los modernos como: “el horno de microondas no cocina, sólo calienta los alimentos”. Pero no importa cuáles hayas escuchado, lo que importa es que no te creas todos los que te dicen. Por eso es momento de revelar las mentiras de 10 formas de cocinar.

FRUTA DESHIDRATADA QUE NO NUTRE
Cuando estás a punto de preparar una tarta o pan tal vez alguien te dirá que la fruta fresca es mejor que la deshidratada que piensas usar. Esto no es cierto. Lo que provoca el proceso de deshidratado es que este alimento dure más tiempo guardado; pueden perder algunas vitaminas pero tienen las mismas calorías que las naturales.

HERVIR LAS PASTAS CON UN POCO DE AGUA Y ACEITE
Este consejo es clásico de las abuelitas o las mamás cuando haces tu primera pasta, pero no ayuda mucho a ésta. Cuando se agrega aceite al agua donde se cocina la pasta te arriesgas a que, si te pasaste del tiempo requerido, se volverá muy aguada y chiclosa. Un truco muy sencillo es dejar hervir la pasta tres minutos y entonces agregar un chorrito de leche, ésta no alterará el sabor y tendrás un platillo “al dente”.




EL MICROONDAS MATA LOS NUTRIENTES DE LOS ALIMENTOS
Si dejas que tu comida calentada en el horno tome una consistencia seca y dura, entonces si tienes un platillo sin beneficios, pero si vigilas que sólo la caliente no te perderás de muchos. De hecho el horno de microondas provoca el mismo efecto que el fuego de la estufa, así que no te angusties y usa tu electrodoméstico con confianza.





SI COCINAS CON ALCOHOL, ÉSTE SE EVAPORA AL INSTANTE
Lamentamos decirlo pero es incorrecto. Algunos platillos que necesitan del vino o la cerveza (regularmente) para que tomen un sabor especial conservan el alcohol en él. Si quieres eliminar por completo el rastro puedes dejar cociendo tu plato ¡mínimo tres horas! Sin duda eliminas un poco pero de que se queda presente no hay discusión.





CARNE AL “CARBÓN” SABE MEJOR
El carbonizar la carne no hace que retenga sus jugos por más tiempo, al contrario, cocinar a una temperatura muy alta hace que los alimentos pierdan líquidos. Lo que sí es seguro que logres con tus cortes es que su sabor se vuelva más dulce por que el jugo se carameliza y le otorga un nuevo sabor que sin duda disfrutarás.




EL ACEITE DE OLIVA NO FRÍE LOS ALIMENTOS
En la práctica el aceite de oliva si es un buen elemento para freír tus alimentos. Lo que la gente no sabe es que para que alcance su punto exacto de ebullición necesita más tiempo del requerido con otro tipo de aceites. Lo mejor es calentar con paciencia y a la temperatura adecuada para que no tome un sabor que amargue tu platillo.




“NO LLORES LANGOSTA QUERIDA”
Si un conocido o familiar te metió la idea de que este crustáceo, literalmente “chilla” cuando está siendo cocinado, no te preocupes, ¡es mentira! Las langostas ni otro alimento marino cuentan con cuerdas vocales para emitir sonidos, mucho menos llorar. Lo que ocurre es que cuando está cocida el vapor del agua llega a escapar por orillas de su “armadura”, lo cual hace sonidos parecidos a un lloriqueo.



LOS FRIJOLES CON SAL SE HACEN DUROS
Todo lo contrario. La sal es un buen elemento para que los frijoles se cosan rápidamente y queden con una textura muy disfrutable. Cuando tus frijoles lleguen a endurecerse probablemente se deba a que su tiempo de vida ha expirado. La sal no es la culpable.




SAL QUE ELEVA TU PRESIÓN ARTERIAL
La sal es elemental al momento de cocinar y, tal vez, tu abuela te dijo que “si comes mucha sal te puede dar un paro cardiaco”. Los doctores recomiendan que este condimento no se use en exceso para evitar problemas cardiovasculares en el futuro. No aumenta drásticamente tu presión, pero con el tiempo sí te traerá consecuencias graves. Lo mejor es la moderación.




CHAMPIÑONES QUE NO SE LAVAN
La creencia es que cuando los lavas y los pelas, los champiñones pierden todo su sabor y beneficios. En cierta parte tienen razón, pero si lo piensas, este hongo es recogido del suelo y por lo tanto está expuesto a bacterias. Por eso nunca está de más una ligera lavada para retirar el exceso de tierra que puedan contener. Además tienen la capacidad de no absorber tanta agua cuando lo haces.


Próximos álbumes

Las salsas ideales para la pasta

Looks de las famosas para imitar este Thanksgiving

10 postres saludables y deliciosos para compartir

¿No quieres pavo? ¡Tenemos pollo para Thanksgiving!

Disfruta más imágenes
a tu izquierda