Publicidad | Vea su anuncio aquí

El ABC de tu cocina

El ABC de tu cocina

El ABC de tu cocina

- Getty Images

dietas

FOTOS:  Una dieta sin sacrificios

Ver fotos
Estos son los básicos para tu cocina

FOTOS:  Estos son los básicos para tu cocina

Ver fotos

Entre ollas y sartenes

¿Qué dirían las mujeres del Siglo XV, por decir uno, si vieran las cocinas de hoy en día? Probablemente querrían usar todo lo que tanto facilita la vida actual. Hay, por supuesto, algunos objetos que se mejoraron un tanto pero que no son tan revolucionarios. El resto, realmente, dio un giro en la vida de las amas de casa. Conoce los básicos para que nada te falte a la hora de cocinar y, claro, de crear.

La variedad de los implementos que hoy se ofrecen en el mercado pueden marear a más de una mujer. No todo lo que brilla es oro y no todo lo que se ofrece realmente sirve. Más de una dama compró un electrodoméstico que hoy usa como florero o que ocupa espacio en las estanterías.

Para que no compres de más, te damos una guía de esos básicos que te ayudarán a cocinar y que realmente necesitarás.

Vajilla. La vajilla es fundamental, eso está claro. Piensa en platos chicos para el postre, grandes para la comida, especiales para la sopa y en recipientes que sirvan para los cereales, por ejemplo. También deben estar presentes los cubiertos de todos los tamaños, las tazas y los vasos.

Copas. Las copas son ideales para momentos especiales o para amantes de las mesas bien decoradas. No pueden faltar las copas de vino tinto y blanco, las de champagne y algunas especiales para los tragos. Recuerda que no es lo mismo la copa del coñac que la del whisky. Además hay jarrones especiales para las cervezas. No hace falta que compres todo de una vez. Puedes hacerlo de a poco y mejorar la calidad de las copas. Lo más recomendado son las de cristal.

Ollas. Hay muchos tamaños y materiales. Las más fundamentales son las de acero inoxidable. A estas puedes sumarle las de teflón. Piensa en un tamaño mediano y en otra grande. Puedes aumentar luego y conseguir, por ejemplo, una olla de barro. Estas ollas le dan un sabor muy especial a la comida y además, mantienen muy bien el calor. Las de aluminio son más económicas pero si mantienes mucho tiempo la comida en estas ollas puedes enfermarte.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí